El Comunista Pinocho llego a la conclusión de que «Cuba no es una democracia»

Sánchez evita la palabra dictadura para no molestar a Podemos: «Cuba no es una democracia»

El presidente justifica el cese de Carmen Calvo, José Luís Ábalos e Iván Redondo para “rejuvenecer” el Gobierno “y empezar una nueva etapa de recuperación”

Miles de cubanos vuelven a tomar las calles para exigir el fin de la dictadura comunista

Más de cien desaparecidos en Cuba: así reprime el castrismo las protestas pacíficas en la calle

Pedro Sánchez Cuba
Pedro Sánchez, este martes, en una entrevista en Telecinco.
 
 

Para Pedro Sánchez «es evidente que Cuba no es una democracia, no lo es». Una afirmación que contrasta radicalmente con la que hace Podemos, que defiende que el régimen de Enrique Díaz-Canel sí es democrático. El jefe del Ejecutivo, como ha hecho este mediodía la nueva portavoz, Isabel Rodríguez, ha evitado pronunciar la palabra dictadura para no molestar a sus socios podemitas.

Tras varios días de incidentes en las calles de las principales ciudades de Cuba, el presidente del Gobierno, se ha pronunciado finalmente esta noche sobre lo que está ocurriendo en el país. Lo ha hecho en una entrevista en Telecinco, tras una jornada de largos silencios y críticas por parte de la oposición, en la que el Ministerio de Exteriores y la nueva portavoz, Isabel Rodríguez, han valorado lo sucedido con mucha tibieza.

Hasta este mediodía, cuando ha comparecido Rodríguez tras la reunión semanal del Consejo de Ministros, las únicas declaraciones que se podían vincular al Gobierno de España eran las de una de las portavoces de Podemos en el Congreso, Aina Vidal, que defendía que Cuba es una democracia. «Considero que, actualmente, el Gobierno cubano no es una dictadura» ha manifestado.

Sobre el cese de Ábalos, Calvo y Redondo

Pedro Sánchez ha justificado el cese inesperado de los ministros Carmen Calvo y José Luís Ábalos y de su jefe de gabinete, Iván Redondo, diciendo que «una nueva etapa implica nuevos equipos y rejuvenecerlos». Sobre ellos, y el resto de ministros salientes, el líder socialista ha apostillado que «todos y cada uno tienen mi enorme gratitud porque creo que han hecho un trabajo extraordinario». «He tenido el mejor Gobierno para la mayor emergencia sanitaria en 100 años» ha sentenciado.

Preguntado expresamente por la salida de Ábalos, la de su colaborador más cercano en los últimos años, el presidente ha apuntado que «estamos en un etapa de recuperación y modernización». Asegura, sobre la salida del ministro de Transportes y de Redondo que «siempre las crisis de Gobierno dan para mucha literatura en los medios de comunicación». En la misma dirección se ha pronunciado cuando se le ha cuestionado sobre si cedería a Carmen Calvo la presidencia del Consejo de Estado, defendiendo la labor que está haciendo en el cargo María Teresa Fernández de la Vega.

Los indultos, «necesarios»

El presidente ha vuelto a poner en valor la decisión que tomó de indultar a los políticos separatistas que propugnaron el golpe contra el Estado en 2017. Según él «es una decisión necesaria porque tenemos que restablecer lo que se rompió en el año 2017». Ante los desafíos que continúan vertiendo en sus declaraciones públicas, tras abandonar la prisión, Sánchez avisa que «cada uno puede defender sus ideas, pero siempre respetando la legalidad democrática que nos hemos dado entre todos»

La nueva portavoz del Gobierno evita calificar a Cuba de dictadura y de censurar la represión