La ruina socialista en Andalucía: los impagos de la Junta del PSOE cuestan 2.000 millones a los andaluces

Sánchez no se compromete con Moreno a devolver los 10.835 millones que el Gobierno debe a Andalucía

La deuda de Sánchez con Andalucía aumenta a un ritmo de cuatro millones de euros al día

La Junta de Andalucía anuncia una nueva rebaja fiscal en 2022 ante los hachazos de Sánchez

Juanma Moreno y Susana Díaz.
Juanma Moreno y Susana Díaz.

La Junta de Andalucía ha cifrado en unos 2.000 millones la cantidad sometida a procesos judiciales por deudas pendientes de anteriores gobiernos socialistas con empresas y proveedores. Es decir, que tras 37 años de chiringuito en la comunidad, todavía hoy -más de dos años después de salir el PSOE del gobierno- los andaluces siguen pagando facturas por la desastrosa gestión socialista. 

En la sesión de control al Consejo de Gobierno del Pleno del Parlamento, el consejero de Hacienda, Juan Bravo, ha manifestado que es difícil de entender por qué se ha llegado a esta situación debido a los impagos de los anteriores gobiernos socialistas, apuntando que prácticamente cada semana, el actual Ejecutivo tiene que pagar sentencias de procedimientos anteriores.

Ha querido dejar claro que el actual Gobierno ha acabado con esta situación y sí está pagando al día a las empresas y proveedores. Bravo ha expuesto que en lo relativo a la Consejería de Fomento, se han tenido que abonar 90 millones de euros sólo en intereses de demora.

Ha indicado que ya no es sólo que en años anteriores se dejara de pagar o no, sino hechos como más de 600 millones de euros se pagaron «con autofinanciadas» para proyectos que no han entrado en marcha y no han visto la luz.

Según ha explicado el consejero, en Fomento, en muchos casos, se licitaba y se adjudicaba, pero nunca empezaba la ejecución, de manera que hay que indemnizar a las empresas a las que se les daba la adjudicación. Ha indicado que muchas de estas situaciones también están denunciadas en los tribunales.

Por su parte, la diputada de Vox Ángela Mulas, que ha preguntado al consejero sobre este asunto, ha denunciado la situación de «corrupción» generalizada que implantaron los anteriores gobiernos socialistas en Andalucía y que, entre otros hechos, dieron lugar a numerosas deudas pendientes con empresas y proveedores a los que la administración autonómica nunca pagó a tiempo.

Según ha denunciado, el anterior gobierno del PSOE-A dejó «sin pagar facturas que ascienden a 1.500 millones, más de la mitad destinados a la administración paralela» y, concretamente, más de 812 millones eran del Servicio Andaluz de Salud (SAS).

Ha preguntado en este sentido al consejero sobre a cuánto asciende actualmente la deuda, con los intereses de demora incluidos, y qué actuaciones se están llevando a cabo para hacerle frente.