Óscar Puente se defiende insultando a OKDIARIO y al PP pero no refuta ni una prueba sobre el ‘yatazo’

 

«No acepto regalos de adjudicatarios. No hay pruebas de nada. Sólo unas fotos de Instagram», señala Puente tras calificar de «panfleto» a OKDIARIO

Amenaza a la oposición con sacarle «trapos sucios y chismes suyos con los que me calientan la cabeza»

El PP ha terminando abandonando el pleno a la vista de las descalificaciones a sus concejales por parte de Puente

El PP le pedía que enseñara la factura y el medio de pago del yate.

 

Óscar Puente, alcalde de Valladolid, no ha podido presentar, ante el pleno municipal, como le solicitaba el PP, la factura del alquiler del yate que disfrutó en septiembre junto a su hija en Ibiza y Formentera. Como respuesta, se ha dedicado a insultar y descalificar a OKDIARIO, a su director Eduardo Inda y al Partido Popular. Hasta tal punto ha subido la tensión, que el PP ha abandonado el salón municipal entre gritos porque Puente no les dejaba protestar. El alcalde ha aprovechado para dar por concluida la sesión: «Pues bueno, aquí se acaba el pleno», ha dicho.

Tal y como publicó OKDIARIO, el alquiler del yate fue pagado por el empresario Sergio Zaitegui, al que Puente, meses antes, había adjudicado directamente un contrato de 195.178,20 € para proveer al Consistorio de material de protección contra el Covid.

La factura está a nombre de la empresa Zaiglobal Services, que es la misma que recibió la adjudicación de Puente. El alquiler costó 6.000 euros y el pago se realizó mediante transferencia bancaria. Puente y su hija estuvieron dos días viviendo y durmiendo, a solas, junto a Zaitegui, en el yate a pensión completa. Desde que OKDIARIO publicara la noticia, Puente –portavoz nacional del PSOE y próximo a Pedro Sánchez– ha sido incapaz de demostrar la afirmación con la que desmiente que esas vacaciones fueran un regalo del empresario vasco contratista del ayuntamiento: «Mis vacaciones -ha repetido Óscar Puente- me las pago yo».

Esta mañana, en el pleno municipal del Ayuntamiento de Valladolid, el primero de este año 2021, el concejal del PP, José Antonio de Santiago-Juárez, ha pedido al alcalde que enseñe «las facturas y el medio de pago que utilizó para costear su estancia en el yate», pero Puente no ha podido aportar la factura y durante un cuarto de hora se ha dedicado a descalificar a los portavoces del PP y a OKDIARIO.

Amenaza al PP

Al PP le ha dicho que «un psicoanalista dirige su acción política» y a su portavoz, que «hace el trabajo sucio» de su partido. A partir de ese momento, Puente se ha dedicado a citar por su nombre a distintos concejales del PP para insinuar que conspiraban entre ellos. Al concejal José Antonio de Santiago-Juárez, ex consejero de Presidencia de la Junta de Castilla y León, le ha dicho: «Quién le ha visto y quién le ve con esto de la transparencia» y le ha sacado a colación casos concretos de su paso por la Junta.

«No daba usted documentación oficial -le ha dicho- y ahora pide documentación privada. Usted tiene un doble rasero. Ha sido objeto de informaciones en las que se mezclaban lo público y lo privado». Puente, incluso, ha amenazado al portavoz de la oposición: «Me han venido estos días a calentar la cabeza con trapos sucios y chismes suyos». Asimismo, ha aludido, implícitamente a la edad del concejal del PP, que ronda los 70 años: «Tiene usted ahora -ha dicho- un afán investigador como el de Perry Mason, aunque usted se ve como Biden y yo creo que le queda cuerda para rato».

Después ha arremetido contra la presidenta del Grupo Municipal Popular, Pilar del Olmo: «Un psicoanalista marca la hoja de ruta del PP [el concejal De Santiago-Juárez es psiquiatra]. Ustedes están nerviosos. Recupere señora del Olmo las riendas de su grupo, si alguna vez las ha tenido» y ha citado a Adela Cantalapiedra, ex concejal del PP, hoy senadora popular, que, supuestamente, estaría conspirando contra Del Olmo. Óscar Puente le ha reprochado que hubiera retuiteado un artículo de opinión publicado en OKDIARIO sobre él y lo ha leído en el pleno advirtiendo con mofa: «La lectura de estas palabras puede herir la sensibilidad de ustedes». Puente, incapaz de defenderse más que descalificando, ha vuelto a llamar «panfleto» a este periódico y ha considerado que la noticia sobre el yate «está llena de falsedades y especulaciones».

Balones fuera

«No hay pruebas», ha dicho después, pese a las informaciones publicadas. «Yo jamás he recibido un regalo por razón de mi cargo y menos por adjudicar un contrato», ha añadido. «Un contrato en el portal de transparencia y unas fotos de Instagram no son pruebas de nada», ha continuado. «Son especulaciones ridículas», ha dicho. «No hay nada en mi comportamiento que sea reprochable política, ética o legalmente».

Puente, incluso, ha advertido en tono chulesco que seguirá yéndose de vacaciones con el empresario Sergio Zaitegui: «Es mi amigo, ha vendido 3 millones de equipos de protección al gobierno vasco. Si Sergio Zaitegui fuera en yate con todos ellos, sería Aquaman».

Conforme las citas personales a los concejales del PP se han ido ampliando, los concejales populares han tratado de tomar la palabra para protestar, pero Puente les ha cortado el micrófono.

El concejal De Santiago-Juárez se ha levantado y, a gritos, ha dicho que el comportamiento del alcalde era intolerable. La presidenta, Pilar del Olmo, ha tratado también de protestar y no ha podido. Puente le ha cortado el micrófono mientras le decía a la portavoz popular: «Ustedes piden explicaciones, pero no las aguantan». El PP se ha retirado del pleno, momento que Óscar Puente ha aprovechado para dar la sesión por concluida.