Cómo comprar de forma inteligente en el ‘Black Friday’

Un informe de la OCU denuncia que en 2019 solo bajaron su precio un 17% de los productos, mientras que un 29% incluso subieron

El comprador digital inteligente es un consumidor informado y analítico, que organiza su compra según sus necesidades (AlexBrylov)

Se aproxima el Black Friday , que como cada año se celebra el último viernes de noviembre, y con él, cada vez más personas adelantan las compras de Navidad. La idea es aprovechar las ofertas y los descuentos especiales de estos días.

Algunos expertos advierten que la pandemia ha cambiado los hábitos de consumo de millones de personas, y que eso se verá reflejado en el tipo de compras, así como en el volumen, que se realizarán de aquí a final de año.

El consumo habitual en estos momentos, según un informe de la marca ByMitu, está más relacionado con los artículos que nos ayudan estar a gusto en casa, como libros o videojuegos, así como ropa y accesorios para practicar deporte, utensilios para cocinar, música, jardinería o electrodomésticos, entre otros; o bien, productos relacionados con la movilidad personal, como patinetes eléctricos, bicicletas o scooters. Estos podrían ser algunos de los objetos de deseo de este Black Friday pero, advierten también los expertos, lo primero que deberíamos hacer antes de lanzarnos a comprar es comprobar si es oro todo lo que reluce.

El confinamiento y las restricciones posteriores han disparado las compras a través de internet. Shutterstock

El confinamiento y las restricciones posteriores han disparado las compras a través de internet. Shutterstoc

Prevención

Ojo con los descuentos que no lo son

Un informe reciente de la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) ha monitorizado los precios de más de 2.500 productos en más de 85 establecimientos para controlar la evolución real de estos desde un mes antes de la celebración del Black Friday.

La principal conclusión de esta investigación, que se ha realizado durante cinco años consecutivos, es que en realidad no siempre se aplican descuentos en esta fecha, y que incluso algunos establecimientos incrementan sus precios en Black Friday. En 2019, y a pesar de las grandes campañas publicitarias que anunciaban grandes descuentos, solo bajaron de precio un 17% de los productos, frente a un 29% que subieron. De media, los precios se incrementaron en el período un 0,55%. Precaución, por tanto, y cabeza fría antes de lanzarse hacia la oferta o el descuento especial.

Maiana García, psicóloga de Emotium, advierte del riesgo adicional que el momento delicado por el que estamos atravesando puede suponer para algunas personas: “Hay personas que compran de manera compulsiva, como mecanismo para aliviar emociones displacenteras como ansiedad y tristeza, o como forma de incrementar su estado de ánimo, autoestima, obtener entretenimiento… La situación que estamos viviendo, de angustia e incertidumbre, y en que nos vemos privados de muchas alternativas con las que antes obteníamos gratificación, va a favorecer que aquellas personas con menos recursos para manejar su estado de ánimo se impliquen en compras compulsivas”.

Un hombre buscando zapatos para comprar on line. Ridofranz / Getty

Un hombre buscando zapatos para comprar on line. Ridofranz / Gett

Para reducir o eliminar ese riesgo, advierte esta psicóloga, resulta necesario desarrollar alternativas para manejar nuestros estados de ánimo, de modo que la conducta de compra pierda el valor emocional que tiene para algunas personas.

“Para combatir el patrón de consumo irresponsable es fundamental fomentar otras formas de cambiar nuestros estados de ánimo”, declara Maiana García, y continúa: “Aprender a disfrutar y entretenernos de otros modos. Fomentar la creatividad y proactividad en el ocio, y que este no se base en el consumo”.

Perfil

Cómo ser un comprador astuto

El perfil de comprador inteligente, para esta especialista, es el que dedica un tiempo a reflexionar sobre cuáles son los productos que cubren necesidades básicas y cuáles otros forman parte de aquello que deseamos, pero no son imprescindibles.

“Por otra parte”, abunda en la descripción García, “hablamos de un consumidor informado y analítico, que organiza su compra antes de presentarse en el establecimiento y compara los precios de distintos establecimientos, antes de exponerse a los atractivos carteles de oferta. O merodea las ofertas con la determinación de no tomar ninguna decisión de compra en el momento. Estas actitudes son muy valiosas porque permiten romper la conexión entre oferta-conducta de compra. Además, reduce la exposición a publicidad y otras estrategias comerciales, ya que no tiene nada de particular que tarde o temprano terminemos cayendo en las estrategias comerciales que están muy bien desarrolladas”, asegura.

El Black Friday concentra un gran volumen de ventas, pero conviene hacer un barrido previo para comprar de un modo eficaz. X. Olleros/Bloomberg

El Black Friday concentra un gran volumen de ventas, pero conviene hacer un barrido previo para comprar de un modo eficaz. X. Olleros/Bloomberg

No se trata de no comprar, sino de hacerlo con cabeza y también, por qué no, con responsabilidad. Quizá este 2020 puede ser el mejor momento para apoyar a los negocios locales que tantas dificultades están atravesando con la crisis de la Covid19 y realizar la mayor parte de nuestras compras de Navidad en ellos. Otra recomendación es reducir al máximo el uso de bolsas, paquetes y envoltorios, así como priorizar marcas “éticas” que apuesten por la sostenibilidad y el trabajo justo.

Tampoco está de más recordar iniciativas que podemos imitar, como la del Giving Tuesday, que se celebra este año el 1 de diciembre. El Giving Tuesday es un movimiento global que empezó en 2012 con la idea de animar a las personas a celebrar la generosidad. Dar en lugar de comprar. O ‘l Día Mundial Sin Compras (Buy Nothing Day), una jornada de protesta en la que se invita a toda la población a no consumir ningún tipo de productos durante el Black Friday, con la finalidad de denunciar el actual modelo de producción y consumo y promover modelos alternativos.

Pautas de compra

Los siete consejos de la OCU

Finalmente, la OCU ofrece los siguientes consejos para comprar con inteligencia y seguridad durante el Black Friday:

1.Comparar es ahorrar. El consumidor puede encontrar el mismo producto a precios muy diferentes. Y también puede haber un producto mejor más barato o con mejor relación calidad/precio. Para ayudar a los consumidores en esta tarea la Organización de Consumidores y Usuarios recomienda usar los comparadores que ofrece en su web y recomienda desconfiar de la publicidad que muestra llamativos descuentos.

2. En cualquier promoción es obligatorio indicar el precio original junto al precio rebajado, o bien el porcentaje de la rebaja, o las dos cosas.

3. Durante las promociones y rebajas, las garantías son las de siempre: cualquier producto tiene una garantía mínima de dos años. Además, la ley no permite que se vendan rebajados productos defectuosos, debe indicarse obligatoriamente que son saldos o que tienen algún defecto.

4. Aunque la política de devolución depende del establecimiento, cuando se compra en una tienda física la normativa solo obliga a devolver el dinero si el producto tiene algún defecto de fábrica; por ello, es recomendable consultar antes de comprar.

5. En las compras por internet, el consumidor dispone de catorce días para arrepentirse y devolver el producto sin dar explicaciones. Si se va a pagar online, lo mejor es utilizar una tarjeta de prepago, una tarjeta de crédito o Paypal. Es aconsejable evitar hacer transferencias bancarias si no se tiene confianza en el vendedor.

6.Condiciones especiales. Durante unas rebajas, los establecimientos pueden aplicar algunas condiciones especiales (no aceptar pago con tarjeta, cambiar su política de devoluciones…), pero deben anunciarlo de forma clara y visible.

7. Siempre hay que exigir el ticket o factura por si es necesario para reclamar. Todos los establecimientos deben disponer de hojas de reclamaciones y están obligados a proporcionarla a cualquier consumidor que lo pida. Este debe rellenar tres copias: una para el consumidor, otra para el establecimiento, y una tercera que deberá presentar ante la Administración de Consumo.

8. Para evitar las compras impulsivas es conveniente hacer una lista de lo que realmente se necesita y, en la medida de lo posible, ajustarse a ella.

Hacer una lista de lo que realmente se necesita es una manera de evitar compras impulsivas