La Junta “garantizará” la libre elección de centro educativo en Andalucía

La Junta “garantizará” la libre elección de centro educativo en Andalucía

  • Moreno critica la “falta de consenso” con la que está tramitándose la reforma legislativa en las Cortes

  • Imbroda lamenta la “polarización” con la que se ha gestado la norma

  • La Ley Celaá resumida en 10 puntos clave

Un grupo de personas se manifiesta en Sevilla contra la Ley CelaáUn grupo de personas se manifiesta en Sevilla contra la Ley Celaá

Un grupo de personas se manifiesta en Sevilla contra la Ley Celaá JUAN CARLOS MUÑOZ

 

El PP pretende frenar la Lomloe o ley Celaá en las comunidades autónomas donde gobierna -además de Andalucía, en Madrid, Galicia, Castilla y León y Murcia- para blindar la escuela concertada. Aunque se encuentra aún en trámite en las Cortes, la reforma educativa es prácticamente un hecho y su articulado, sostienen en las filas populares, supone un ataque a la libertad de elección de las familias.

 

Es la citada libertad de opción de los padres, así como la falta de consenso con la que está tramitándose en el Parlamento nacional la Ley Orgánica de modificación de la Ley de Educación (Lomloe), el argumento con que los dirigentes de la Junta de Andalucía están argumentando su oposición a la nueva legislación de la enseñanza. Si bien no es de esperar la desobediencia, los gobiernos autonómicos del PP consideran que el personal y las subvenciones directas a la concertada dependen de las comunidades autónomas, por lo que las administraciones educativas populares tratarán de “bloquear aquellas cosas que ataquen a la libertad de elección de centro” frente a una reforma que consideran una “imposición soberanista”.

El presidente de la Junta, Juanma Moreno, dijo este viernes que su Gobierno garantizará “la libertad de elección de los padres” sobre la educación de sus hijos frente a una “pésima” Lomloe, que el jueves pasó el primer trámite en el Congreso de los Diputados.

En una declaraciones hechas a los periodistas en Málaga, Moreno señaló que el PP siempre va a defender un proyecto de educación en libertad, como lleva en su programa electoral, porque los padres tienen que tener libertad a la hora elegir la opción educativa de sus hijos, recogió Europa Press en una nota.

A juicio de Moreno, la Lomloe o ley Celaá no se ha abordado con un ánimo de consenso, “sino todo lo contrario”, siendo además, añadió, “la ley educativa que más fricción y ruptura ha generado en este país en 40 años”. Para el presidente andaluz, se trata de una “ley pésima” y las “cosas que nacen sin consenso tendrán una limitación temporal”. “Vamos a garantizar la libertad de elección de los padres en Andalucía, que es un principio fundamental avalado por la Constitución”, sentenció el jefe del Ejecutivo andaluz.

En la misma línea se expresó el consejero de Educación y Deporte de la Junta, Javier Imbroda, quien lamentó “mucho” que se esté desarrollando en este momento la Lomloe, “porque es fruto de la polarización y no del diálogo ni del consenso” y agregó que no será la última legislación en este sentido, “porque es una ley que nace fracasada porque nace sin acuerdo”, dijo parafraseando lo declarado minutos antes por Moreno.

Tras reunirse con los ocho directores y los coordinadores de la red pública de Bachillerato Internacional en la localidad malagueña de Vélez-Málaga, Imbroda dijo que “lo que una ley de educación necesita es que se pueda gestar desde la serenidad, no desde la crispación”, declaraciones que citó Europa Press.

“Estamos hablando de algo sagrado, que es la educación de nuestros hijos, que son el presente y el futuro de nuestra sociedad y eso no se puede gestionar o debatir en ese ambiente tan crispado, tan polarizado como ayer en el Congreso de los Diputados”, manifestó el titular de Educación a los periodistas.

“Las leyes de educación no tienen que ser de legislaturas sino de generaciones y esta ley no la tiene, vuelve a caer en los mismos errores que otras anteriores”, dijo Imbroda, quien recordó que “es la enésima” legislación del sistema democrático español en este sentido, reiterando en la idea de que “no va a ser la última, porque ya es una ley que nace fracasada, fundamentalmente porque nace sin acuerdo”.

El consejero añadió que se ha dado el primer paso para esta ley, aunque indicó que “todavía se está a tiempo, ya que puede haber alguna posibilidad de modificación; tiene que pasar por el Senado y tiene que volver otra vez al Congreso de los Diputados”. “Confiemos que de alguna manera, ojalá, pudiera haber en este tramo lo que no ha habido antes, que es diálogo y tratar de acercar posiciones”, dijo.

Para Imbroda, “una ley que se gesta en las salas legislativas está condenada al fracaso siempre, tienen que gestarse en las comunidades educativas, en los colegios, en los docentes, la familia, y desde ahí emanar hasta las salas legislativas, no al revés”, apostilló.

La ley Celaá de educación resumida en 10 puntos clave

  • La Ley Celaá fue aprobada por 177 votos en el congreso con la oposición de PP, Ciudadanos y Vox

  • El Congreso aprueba la ley Celaá por una ajustada mayoría y tras un bronco debate

La ley Celaá de educación resumida en 10 puntos claveLa ley Celaá de educación resumida en 10 puntos clave

La ley Celaá de educación resumida en 10 puntos clave ARCHIVO

 

La Ley Celaá salió adelante en el día de ayer por 177 votos a favor en el congreso, a tan sólo un voto de su interrupción. Entre las medidas más llamativas de esta nueva ley se encuentra la eliminación del castellano como lengua vehicular y dejará de ser oficial en la Educación. Esta medida ha causado un gran revuelo en la sociedad que ha visto como se hará efectiva próximamente.

 

Este paso adelante en la reforma educativa de la Lomloe, sigue siendo desconocida para muchas personas que aún no saben qué cambios habrá en la manera de educar a sus hijos, qué será prioritario y qué no o incluso las fórmulas para repetir curso. Sea como fuere, la nueva ley que ha sido apoyada por el PSOE, ERC y Unidas Podemos, formará parte de la vida educativa de España.

El artículo número 3 de la Constitución Española no es únicamente lo que trastoca la Ley Celaá. A continuación, enumerados los 10 puntos clave que desgranarán el futuro de la educación española:

1. ‘Adiós’ al castellano como lengua de todos

“”El castellano es la lengua española oficial del Estado. Todos los españoles tienen el deber de conocerla y el derecho a usarla”. Esa es una de las frases que se encuentra dentro del artículo 3 de la Constitución Española. Con la nueva Ley Celaá, esto cambia. Ahora, todo queda en manos de unas comunidades autónomas que deberán ser las encargadas de garantizar el aprendizaje de esta lengua, ya que al finalizar la educación básica, los jóvenes deben tener un perfecto conocimiento de ella.

2. Ni público ni privado, todo al concertado

Los centros públicos y privados no podrán recibir dinero de las familias ya que la nueva ley considera innecesario este tipo de incentivos por una educación que debe ser de carácter gratuito. Además, con este tipo de medidas se intenta abolir la disgregación al alumnado ya que las comunidades deberán establecer “una proporción equilibrada del alumnado”. Además, en este favor por la educación gratuita, las actividades extra escolares de pago no podrán estar dentro del horario escolar establecido. Por último, los estudiantes no podrán repetir más de una vez en primaria y más de dos en la enseñanza obligatoria.

3. Las creencias no serán obligatorias

La religión es otra de las asignaturas que están en el punto de mira de la Ley Celaá. Los centros estarán en su derecho de impartirla pero el alumnado no tiene que aprenderla de forma obligatoria ya que es una cuestión que entra dentro de lo personal. Por ello, la religión quedará para aquellas personas que sí crean que merece la pena su aprendizaje para formarse como personas, aunque la nota que saquen no estará reflejada en los expedientes.

4. Un modelo de alumno nunca antes visto

El alumno modélico que propone la nueva Ley Celaá podrá, entre otras cosas, realizar el bachillerato en tres años. Además, el profesorado podrá decidir si obtiene el título aunque tenga suspensa una asignatura. Si van mal en los estudios, podrán matricularse en un programa de diversificación curricular que les permitirá pasar de curso. Por otro lado, desaparece la denominada reválida y aparecen las evaluaciones diagnósticas en las que se reflejará cómo va el alumno y la adecuación del sistema educativo entre ellos. 

En otro orden de cosas, el bachillerato suma una nueva rama llamada “General” y los ciclos de primaria se englobarán en dos cursos. Por último, los alumnos tendrán un número identificativo para que su seguimiento e información más relevante pueda ser tratada mas eficientemente por los centros educativos.

5. Gobierno vs Comunidades Autónomas

Si antes todo el ámbito educacional estaba dirigido por el Gobierno central, ahora son las Comunidades Autónomas las que tendrán más importancia y poder de decisión en este ámbito. El 50% de los curriculum será parte de la formación de las comunidades con lengua cooficial. Además, los centros educativos también tomarán cartas en el asunto en una proporción que también será establecida por los gobernantes de los diferentes territorios.

6. Igualdad de género ante todo

Los centros que reciban alguna prestación de los fondos públicos, por mínima que sea, deberán tener unos principios de coeducación en todos los niveles educativos y bajo ningún concepto podrán divirsir al alumnado en función de su sexo. Además, las comunidades deberán alzar la figura de la mujer en el ámbito educativo y en las distintas ramas de estudio. Este apartado no sólo va relacionado al alumnado, los profesores tendrán que llevar a cabo estas prácticas, al igual que para sus puestos profesionales y también deberá quedar reflejado en los libros.

7. Educación especial, pendiente de un hilo

La educación especial es uno de los temas que más revuelo está causando con la nueva ley. En este sentido, la ley recoge que “el Gobierno, en colaboración con las administraciones educativas, desarrollará un plan para que, en el plazo de diez años (…), los centros ordinarios cuenten con los recursos necesarios para poder atender en las mejores condiciones al alumnado con discapacidad“. Aunque a corto plazo se mantendrá lo ya establecido, poco a poco se irá normalizando y se procederá a la inclusión de estos jóvenes en las aulas. Para algunos padres este tema es muy delicado porque sus hijos pueden sufrir en este cambio.

8. La historia jamás contada

Otro de los aspectos destacables que recoge la Ley Celaá es conocer por parte de los alumnos la historia de la democracia. Deberán tener un conocimiento absoluto sobre ella y los diferentes puntos de vista que se han ido dando a lo largo de los años. El objetivo de este apartado es consolidar el civismo en la población joven y que éstos puedan ser personas más libres y con un sentido crítico acorde a los tiempos que corren.

9. Educación por un mundo mejor

Uno de los objetivos prioritarios de esta nueva ley es educar sobre la salud y las buenas costumbres. En los primeros años de educación, el alumnado deberá saber las diferencias culturales y respetarlas. Además, se hará especial mención a las diferentes orientaciones sexuales o diferentes tipos de creencias. Por otro lado, se agilizará la innovación de los centros de cara a un futuro más sostenible y deberán reducir el impacto ecológico. Para ello, se facilitará el aprendizaje de todas las nuevas herramientas digitales para crear entornos escolares más seguros.

10. Los ‘malos profesores’ serán apartados

Aquellos profesionales que no cumplan con su labor o no muestren disposición por aplicar las nuevas medidas e ideales, podrán ser apartados de su puesto y acometer “tareas que no requieran atención directa con el alumnado”. En relación a esto, se afirma en la ley que el consejo escolar tendrá mucha más participación para tener posibilidades de expresión más firmes.

En otro orden de cosas, Isabel Celaá defiende la profesionalidad de los docentes pero también afirma en la ley que en situaciones como la actual pedir por ejemplo un máster específico o una sobrecualificación no deben ser necesario. Esta decisión ha sido defendida por Celaá afirmando que “no resulta aceptable que haya grupos de estudiantes sin docentes”, mientras que se les pide unos estudios determinados.

El Congreso aprueba la ley Celaá por una ajustada mayoría y tras un bronco debate

  • La reforma educativa sale adelante con 177 votos y la oposición frontal de PP, Ciudadanos y Vox, que creen que ataca a la libertad

  • Entre sus aspectos más polémicos, el papel del castellano y los centros concertados y de educación especial

Protestas contra la ley Celaá a las puertas del Congreso.Protestas contra la ley Celaá a las puertas del Congreso.

Protestas contra la ley Celaá a las puertas del Congreso. EDUARDO PARRA, EUROPA PRESS

 

El Congreso ha aprobado este jueves la reforma educativa del Gobierno, la Lomloe o ley Celaá, durante un bronco debate sobre cómo queda el castellano en la norma o los centros concertados y los de educación especial, y el PP, Ciudadanos y Vox ya han anunciado que la derogarán en cuanto puedan al considerar que se ataca a la libertad.

 

La que será la octava ley educativa en democracia, de aprobarse tras pasar por el Senado, ha tenido el respaldo en la Cámara Baja de 177 votos a favor (solo un voto más de lo que necesitaba para la mayoría absoluta), 148 en contra y 17 abstenciones.

La ministra de Educación, Isabel Celaá, ha reconocido que les hubiera gustado tener “más consenso”, pero que, “lamentablemente, el PP, Vox y Ciudadanos se han autoexcluido del debate”. No obstante, ha asegurado que están “muy felices”, porque hace siete años todos los grupos de la cámara, con excepción del PP, se emplazaron a derogar la Lomce o ley Wert, y ha considerado que la Lomloe es “una ley modernizadora”.

También desde el Ejecutivo, el ministro de Ciencia e Innovación, Pedro Duque, ha defendido la norma, cuya vocación es mejorar la educación en España y recuperar “el entusiasmo” de los más jóvenes. En cuanto a las críticas de la oposición, Duque ha señalado que “la gente hace unas afirmaciones enormemente apocalípticas” y ha dicho que no se está centrando en lo que verdaderamente es importante, que es “mejorar el nivel medio de la educación que tiene toda la población“.

El proyecto de ley orgánica de modificación de la LOE (Lomloe) ha salido adelante en el Congreso a pesar de que, según el PSOE, se han difundido “mentiras, bulos y fakes” sobre el castellano y los centros concertados y de educación especial. Unidas Podemos ha mostrado su satisfacción y ha valorado que se fije la escuela pública como eje vertebrador del sistema educativo.

Por contra, el PP ha calificado la norma de “profundamente ideologizada“, que “diluye la responsabilidad individual”, además de atacar al castellano como lengua vehicular de la enseñanza y “desterrar” el derecho de los padres a elegir. Para Vox es una ley “sectaria y peligrosa” y ha criticado que “metan el género desde la infancia”, en una “exaltación confusa de la libertad sexual” impartido por “personal no docente”.

Ciudadanos achaca al Gobierno un tramitación “inoportuna y de dudosa garantía democrática”. Baja el nivel de los estudiantes, es ideologizante, ataca a la libertad de elección de las familias y supone un “mercadeo zafio con los derechos lingüísticos por un puñado de votos”, ha señalado. UPN cree que “habrá familias que no podrán estudiar en español por culpa del PSOE”. Y Coalición Canaria ha sostenido que esta ley es “ideología, temporalidad y confundir”.

Por su lado, ERC cree que “la mejor garantía para la escuela catalana es la república catalana”, pero ha valorado los avances pedagógicos de la nueva norma y ha defendido que el catalán es la lengua vehicular en la educación catalana. Bildu ha señalado que la Lomloe no es el instrumento que necesitan, pues no quieren ser “meros gestores” y se queda corta a sus demandas, como la laicidad.

Más País Equo ha criticado hablar tanto de la religión o la lengua cuando los problemas reales son la falta de recursos y el fracaso escolarJunts per Catalunya ha señalado que no se ha llegado a la ley que querían y ha defendido las escuelas concertadas, porque “enriquecen y dan más libertad al sistema educativo”. El PNV ha celebrado que vaya a acabar la Lomce, pero ha defendido una ley vasca de educación y la coexistencia de la red pública y concertada.

Protestas frente al Congreso

A la vez que se debatía el dictamen de la Lomloe, la plataforma Más Plurales, en defensa de la enseñanza concertada, se ha concentrado por cuarta vez ante el Congreso, donde han recibido el apoyo de dirigentes de PP, Cs y Vox. La concertada “sí importa” y la Lomloe “es un auténtico fraude y una chapuza más”, han asegurado los concentrados, mientras se escuchaba Libertad sin ira y Para la libertad.

Por su parte, asociaciones y sindicatos educativos como STES, UGT, CCOO, los padres de la Ceapa y el Consejo General de Colegios de Educadoras y Educadores Sociales han celebrado que se apruebe una ley que derogue la Lomce, aunque consideran que la norma debería haber incluido más aspectos, por ejemplo, sobre el profesorado. Por contra, la ANPE ha criticado la falta de consenso, y el CSIF ha dicho que es una ley sin consenso ni recursos y critican, entre otros, la enmienda por la que se puede apartar de sus funciones a docentes por supuesta falta de rendimiento.

Los centros privados Cicae dan la bienvenida a la norma, pero exigen mayor transparencia en la financiación de los centros concertados. La Confederación Estatal de Asociaciones de Estudiantes (Canae) lamenta que no se les haya tenido en cuenta en el proceso de redacción de la Lomloe, y la ONG Save the Children ve avances significativos en equidad, pero echa en falta concreción, financiación y consenso.