Cómo solicitar las ayudas de 1.000 euros de la Junta de Andalucía para los autónomos

Cómo solicitar las ayudas de 1.000 euros de la Junta de Andalucía para los autónomos. con facturas y calculadora 

El plan de ayudas diseñado por la Junta de Andalucía para los autónomos afectados por la crisis y las restricciones horarias durante la pandemia cuenta con una partida de 80 millones de euros, que beneficiarán a 80.000 autónomos de la comunidad.

Las ayudas de 1.000 euros para los trabajadores por cuenta propia de hostelería, comercio, peluquerías, taxi y feriantes contarán con un sencillo sistema de tramitación para resolver las solicitudes en un plazo de dos meses desde su petición, lo que facilitará que los primeros pagos se realicen en el arranque del próximo año.

Estas medidas urgentes se incluyen dentro del decreto ley con carácter extraordinario aprobado por el Consejo de Gobierno e incluidas en el reciente Plan de apoyo a la pyme y a los autónomos suscrito el lunes 16 de noviembre entre la Junta y la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), la Asociación de Autónomos (ATA) y las cámaras de comercio.

Requisitos para solicitar la ayuda

Tal como establece el decreto, la ayuda tiene como objetivo paliar los efectos del impacto económico negativo que ha causado la crisis sanitaria y las medidas que se han acordado por la declaración del estado de alarma, de cara a ayudar a sostener la continuidad de sus negocios, y evitar el cese definitivo y la destrucción de empleo.

Para ser beneficiarios de estas ayudas, se establece como requisito ser trabajador por cuenta propia o autónomo con domicilio fiscal en Andalucía, con alta en el régimen especial de la Seguridad Social a fecha de 14 de marzo de este año, y se exige que aún mantengan esta alta hasta el día de inicio del plazo de presentación de solicitudes de la ayuda.

Sectores

Los autónomos que pueden solicitar la ayuda son los enclavados en los códigos de la Clasificación Nacional de Actividades Económicas (CNAE) correspondientes a los sectores de hostelería, comercio, transporte por taxi, y en el epígrafe del Impuesto sobre actividades económicas (IAE) correspondiente a servicios de peluquerías, y que no sean beneficiarios de las prestaciones extraordinarias de cese de actividad que están vigentes a nivel estatal. Para el sector de feriantes, se establece que esta actividad debe estar identificada en los epígrafes del IAE.

También están incluidos, dentro de los sectores de hostelería, comercio y transporte por taxi, los socios trabajadores de las cooperativas de trabajo asociado que hayan optado por su encuadramiento como trabajadores por cuenta propia en el régimen especial de la Seguridad Social; los comuneros de las comunidades de bienes. Se excluye, en cambio, a aquellos autónomos que ejerzan las funciones de dirección y gerencia que conlleva el desempeño del cargo de consejero o administrador, o presten otros servicios para una sociedad mercantil capitalista, a título lucrativo y de forma habitual, cuando posean el control efectivo, directo o indirecto de esta sociedad.

Tramitación

Para la tramitación de las solicitudes, el decreto establece que sólo se podrá realizar de forma telemática y se ha establecido un procedimiento ágil a través de declaraciones responsables de cumplimiento de los requisitos establecidos, y un plazo máximo de dos meses para resolver la resolución. Este sistema permitirá automatizar muchos procesos de revisión, experiencia que se ha llevado a cabo con éxito en la gestión de la ayuda de 300 euros destinada a los autónomos, y que ha permitido llegar a realizar comprobaciones de casi 2.500 expedientes al día y un ahorro de 65.000 horas.

Asimismo, se fija el pago del 100% de la ayuda al beneficiario a través de transferencia a su cuenta bancaria. El plazo para presentar las solicitudes será de 10 días naturales a contar desde la publicación en BOJA del extracto de la convocatoria de la línea de ayudas, y esta subvención es compatible con el resto de ayudas que recibe el colectivo, salvo que por el mismo concepto reciban ya una ayuda superior a la fijada de 1.000 euros.

Otras medidas

Esta medida se suma a otras que forman parte del Plan de apoyo a pymes y autónomos, como la ampliación hasta 25,2 millones de euros del presupuesto destinado a las ayudas al alquiler de 1.200 euros con carácter general, y 4.000 para ocio nocturno e infantil, lo que permitirá llegar con esta medida a unos 16.000 trabajadores por cuenta propia. La ampliación de la línea de avales de garantía para pymes y autónomos; ayudas para la digitalización; para el sector cultural y de espectáculos públicos; o incentivos destinados a la reducción de alquileres, son otras actuaciones incluidas en el plan.

Según los últimos datos disponibles del mes de octubre, Andalucía cuenta con 545.249 personas afiliadas al régimen de trabajadores autónomos en Andalucía, lo que supone una subida de 798 autónomos con respecto al mes de septiembre, y un crecimiento porcentual mensual de 0,15%. Con este dato de octubre, Andalucía continuó un mes más con el crecimiento en afiliación y volvió a registrar un valor récord, quedando muy cerca de superar a la Comunidad de Cataluña como la de mayor número de afiliados a RETA en España. Desde el mes de enero, ha sumado 5.925 nuevos autónomos.

Andalucía: ayudas de 1.000 euros a 80.000 hosteleros, comerciantes, taxistas y feriantes afectados

 
 

taxis y vtc

Taxis
 
 
 

El nuevo plan de ayuda diseñado por la Junta de Andalucía que contará con 667 millones de euros para a paliar el impacto económico de la pandemia en pymes y autónomos, incluye una partida de 80 millones destinada a hosteleros, comerciantes, taxistas y feriantes.

Esta línea de subvención prevé beneficiar a 80.000 trabajadores por cuenta propia o autónomos que desarrollan su actividad en los sectores de hostelería, comercio, transporte por taxi, locales de peluquería y feriales afectados por las restricciones horarias derivadas de la pandemia.

Unas medidas que buscan «ayudar a sostener su continuidad» y evitar su «cese definitivo» y la consiguiente «destrucción de empleo», como así ha indicado este lunes el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, en el Palacio de San Telmo.

Allí se han reunido la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), la Federación Nacional de Organizaciones de Autónomos (ATA) y las Cámaras de Comercio de Andalucía, para concretar el plan de ayudas y diseccionar su puesta en marcha, que se acometerá en dos anualidades, 2020 y 2021, a través de tres ejes sustanciales: 223 millones para ayudas directas, 350 millones para avales y 94 millones en ayudas indirectas.

El plan, consultado por Europa Press, contempla hasta diez líneas de subvenciones a través de ayudas directas, liquidez y alivio fiscal. La primera de ellas al pago de alquileres para autónomos, sector hostelero y del ocio nocturno e infantil, que amplía la dotación inicial de 9 millones establecida en septiembre hasta los 25,2 millones «para asumir las obligaciones generadas por un universo potencial de 16.000 personas».

1.200 euros para alquiler de autónomos

Esta ayuda para el pago de alquileres de autónomos se establece con carácter general en un pago único de 1.200 euros, mientras que la ayuda dirigida a las actividades vinculadas al ocio nocturno y establecimientos recreativos infantiles será de un pago único de 4.000 euros.

La segunda línea de subvenciones persigue facilitar el mantenimiento de la actividad productiva en hostelería, comercio, transporte por taxi, locales de peluquería y feriantes mediante un pago único de 1.000 euros a los trabajadores por cuenta propia o autónomos de estos sectores. La dotación prevista asciende a 80 millones de euros, con el propósito de dar cobertura a un universo en torno a las 80.000 personas.

Por su parte, las pymes del sector de la hostelería y el pequeño comercio contarán con otras dos líneas de subvenciones por 44,6 millones de euros para responder a la «situación de vulnerabilidad sobrevevenida» ocasionada por las graves consecuencias económicas de la pandemia y para «atenuar» su pérdida de ingresos. Estas ayudas consistirán en la aportación de 1.000 euros a pymes con domicilio social en Andalucía dedicadas a la hostelería y el comercio minorista, «incluyendo el comercio ambulante o el comercio ‘on line’ y que mantengan su actividad durante al menos cuatro meses».

300.000 euros a fondo perdido a pymes

La línea 4 del plan prevé destinar 50 millones de euros a dotar de liquidez a las pymes industriales con ayudas de hasta 300.000 euros a fondo perdido. Se dirige en concreto a empresas con menos de 250 trabajadores que presenten una caída en su cifra de negocio de más del 25% en el primer semestre del año respecto al mismo periodo de 2019. Los recursos están dirigidos a «cubrir sus necesidades de capital circulante para afrontar el pago de suministros, proveedores, alquileres o nóminas y volver a recuperar su nivel de actividad».

La línea 5 del plan extiende «al menos hasta el 31 de marzo de 2021» la aplicación de las dos líneas existentes de financiación y avales a pymes y autónomos a través de Garántia y la Agencia IDEA. La línea general consiste en garantías para préstamos por un importe mínimo de 12.000 euros y máximo de 100.000 euros, con un plazo de 3 a 5 años, una carencia de hasta 12 meses y un tipo de interés de hasta el 2% fijo. Tanto los costes del aval y préstamo como los tipos de interés del primer año de carencia se subvencionarán por parte de la Junta.

Los microcréditos para autónomos consisten también en una línea de garantía del 100% para préstamos a autónomos, por un importe entre 9.000 y 15.000 euros y similares condiciones financieras que la línea general pero reducción de requisitos para su concesión. Por su parte, la Agencia IDEA avalará hasta del 80% de las cuantías de los préstamos solicitados por pymes, micropymes y autónomos para paliar la falta de liquidez derivada de la pandemia, a lo que destinará 10 millones de euros. Estos avales se destinarán a garantizar préstamos o créditos con un importe mínimo de 5.000 euros y un máximo del 25% de facturación del solicitante correspondiente al ejercicio 2019, con un límite de 300.000 euros, y una duración mínima de seis meses y máxima de tres años.

Tasa de juego: bonificación fiscal del 50%

La línea 6 del plan incluye una bonificación fiscal del 50% de la tasa de juego del último trimestre de 2002 a los establecimientos con máquinas recreativas y una solicitud a través de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) para que los ayuntamientos estudien una reducción de Impuesto de Bienes Inmuebles (IBI), del Impuesto de Actividades Económicas (IAE) y de la tasa de ocupación de vía pública.

La línea 7 plantea destinar 19 millones de euros a impulsar un plan de digitalización en el comercio, la hostelería y el turismo para pymes, autónomos y para la economía social. El presupuesto previsto para 2021 asciende a 4,8 millones, a los que se podría incorporar un proyecto de digitalización regional para el sector de la hostelería presentado a través de los Fondos Next Generation EU «supeditado a su aprobación dentro de la gobernanza establecida por el Gobierno de España».

La línea 8 propone un plan de incentivos a la reducción de los alquileres de 80 millones de euros en préstamos avalados a través de Garántia vinculada a la negociación con el arrendador de una rebaja de la renta de entre el 20 y el 50% durante al menos seis meses. Se trata de una nueva línea que amplía las ya existentes para incluir un supuesto adicional de «financiación especial por reducción del importe del alquiler en el sector de la hostelería y el comercio» y que permitiría «financiar un número de meses que dependería de la rebaja acordada del alquiler».

La línea 9 plantea un plan de ayuda específico para ayudar a costear los suministros básicos de las empresas para ayudar a los autónomos que han visto mermada su facturación por la pandemia. Estas medidas, que ya se pusieron en marcha en el anterior estado de alarma y estuvieron en vigor hasta el 21 de julio, se concretarían en un «bono social» cuya tramitación se podría agilizar «gracias a los avances digitales y app de la administración de la Junta de Andalucía». En este apartado, la Junta planteará a la FAMP que proponga a los municipios andaluces la posibilidad de posponer el pago de las tasas de agua y basura del último trimestre de 2020 hasta 2022 mediante un prorrateo durante dicho año.

Sector cultural y espectáculos públicos

Finalmente, la línea 10 articula líneas de ayudas para pymes y autónomos del sector cultural y de los espectáculos públicos con una dotación de cuatro millones de euros. El plan prevé subvenciones dirigidas a la creación artística, que incluye la expresión literaria, dramática, coreográfica, musical, de flamenco, de guiones cinematográficos, de artes visuales y de diseño artístico; y una línea extraordinaria de fondos para la adquisición de libros en editoriales y librerías andaluzas, que tendrá una dotación de 2.500 euros en municipios de menos de 5.00 habitantes y de 5.000 euros en el resto.

Una última línea de ayudas prevé la intervención de la Junta para atender los «supuestos de cierre de espacios culturales» derivados de la reducción de sus horarios de apertura.