Violan y asesinan a un pedófilo para hacerlo sentir como a sus víctimas

 

  • Paul Fitzgerald perpetró el crimen por mera “justicia poética” y afirmó que se “divirtió mucho”a

Violan y asesinan a un pedófilo para hacerlo sentir como sus casi 200 víctimasViolan y asesinan a un pedófilo para hacerlo sentir como sus casi 200 víctimas

Violan y asesinan a un pedófilo para hacerlo sentir como sus casi 200 víctimas ARCHIVO

Richard Huckle fue sentenciado en 2016 por abusar sexualmente de 191 menores, unos hechos que le ha llevado a toparse con la “justicia poética” de un preso que lo violó y asesino alegando este motivo y con la intención de que el pedófilo viviera en primera persona el daño y dolor que causó a sus víctimas.

Fuentes oficiales hablan de que no se trató de una riña entre presos, ni de un ajuste de cuentas de los muchos que suelen acontecer en el mundo de las prisiones. Según la investigación, el hecho fue “cuidadosamente planeado y ejecutado” por el agresor que tuvo que rendir cuentas en el juicio ante el Tribunal de la Corona de Hull en Yorkshire, Inglaterra.

El pasado 13 de octubre de 2019, las autoridades encontraron Huckle, el peor pedófilo de Reino Unido según los medios, sin vida en su celda de una prisión cercana a la ciudad de Pocklington, al este del condado. Lo curioso de todo esto es que el asesino, Paul Fitzgerald, estaba cumpliendo condena por delitos de abusos sexuales, muy parecidos a los que motivaron el ataque.

Fitzgerald violó a Richard Huckle introduciéndole un instrumento de cocina, le perforó uno de los orificios nasales con un bolígrafo hasta llegar al cerebro y más tarde acabó con su vida estrangulándolo con un cable eléctrico. Además, tal fue el ensañamiento que durante la autopsia se podían apreciar multitud de golpes en el cuerpo de la víctima que también presentaba una herida por arma blanca en el cuello.

Tras el asesinato, se personaron dos guardas en las inmediaciones que vieron la presencia de Paul Fitzgerald cerca del cuerpo y les comentó que lo había matado, “está muerto”.

Entre la “justicia poética” y los trastornos mentales

Paul Fitzgerald alegó que mató a la víctima por “justicia poética” y para que viviera en sus propias carnes el daño que provocó a sus casi 200 víctimas. No era de extrañar que Fitzgerald tuviera problemas mentales y así lo corroboraron los expertos.

Durante el interrogatorio, el asesino dijo tener pensamiento de asesinar a más personas y que se “divirtió mucho” perpetrando el crimen. Paul Fitzgerald tenía varias psicopatías y trastorno múltiple de la personalidad

Poner subtitulos en Español

Un pedófilo es violado y asesinado por otro preso para que sintiera lo que le hizo a 200 niños

 
 
Un pedófilo es violado y asesinado por otro preso para que sintiera lo que le hizo a 200 niños
A la derecha Richard Huckle y a la derecha su asesino, Paul Fitzgerald
 
 
 

Richard Huckle, uno de los peores pedófilos de Reino Unido, ha sido estrangulado, apuñalado en el cerebro con un bolígrafo y agredido sexualmente por un compañero de prisión que quería que él «sintiera lo que sintieron todos esos niños» cuando lo mató, según publica el Daily Mail.

El ataque fue «cuidadosamente planeado» por su compañero de prisión Paul Fitzgerald. Huckle estaba cumpliendo 22 cadenas perpetuas por abusar de 191 niños. Fitzgerald, que también está en la cárcel por ser un delincuente sexual, ha presentado hoy declaración ante el tribunal.

A los miembros del jurado les ha dicho que Huckle fue asesinado en un «ataque prolongado diseñado para humillarlo y degradarlo» en la prisión de hombres de HMP Full Sutton, en East Yorkshire, en octubre de 2019.

El abogado de la Fiscalía Alistair Neil Macdonald QC ha asegurado que el ataque de Fitzgerald, que fue encarcelado indefinidamente en 2009 por un ataque sexual a un paseador de perros, también fue «una forma de castigo» por los crímenes que había cometido Huckle.

Fitzgerald ató las manos y los pies de Huckle y lo estranguló con una ligadura. Dos oficiales de la prisión corrieron a la celda y descubrieron a Fitzgerald en la misma posición con la cara contra la de Huckle. Había un charco de sangre alrededor de su cabeza, dijo Macdonald.

 

Le dijeron a la policía que el atacante parecía estar susurrando al oído de su víctima, aunque no se sabe qué se dijo. Después de ser sacado por la fuerza de la celda, Fitzgerald dijo a los oficiales: «Creo que lo he matado, está muerto», dijo Macdonald.

La condena de Huckle

Huckle fue condenado a  22 cadenas perpetuas en Old Bailey en 2016 por un número sin precedentes de delitos contra niños de entre seis meses y 12 años.

El personal de la prisión intentó darle reanimación cardiopulmonar a Huckle y usar un desfibrilador, pero fue declarado muerto a las 12.30 p.m. de ese día. Una autopsia concluyó que murió por estrangulamiento utilizando una ligadura en forma de funda de cable eléctrico.

Tenía moretones y abrasiones en todo el cuerpo y había sido agredido sexualmente con un objeto de diez centímetros de largo.

Macdonald dijo que un día después del asesinato, Fitzgerald le dijo al gerente de atención de salud mental de Full Sutton, el Sr. Brennan, que había planeado asesinar a dos o tres personas, pero descubrió que se estaba divirtiendo demasiado con Huckle.

Según el fiscal, también dijo que le hubiera gustado cocinar trozos del cuerpo. Fitzgerald supuestamente le dijo al médico que había estado pensando en matar personas y comérselas durante mucho tiempo.