• Hasta septiembre ya han dejado de venir 50,1 millones de personas menos que en 2019

.

No sólo en términos absolutos, cuyo liderazgo a nivel mundial provoca que sea una obviedad, sino en términos relativos. Según los últimos datos oficiales conocidos del Instituto Nacional de Estadística (INE), entre enero y septiembre, llegaron a territorio español un total de 16,8 millones de extranjeros, un 74,9% menos que en el mismo periodo de 2019 -año récord-. Son 50,1 millones menos. En una línea similar, el gasto de estos turistas se limitó a 17.775 millones de euros, un 75,9% menos que se traduce en una caída de 55.980 millones de euros.

El turismo mundial redujo un 70,1% las llegadas internacionales en los ocho primeros meses del año

De acuerdo con el último Barómetro de la Organización Mundial del Turismo (OMT), el turismo mundial redujo un 70,1% las llegadas internacionales en los ocho primeros meses del año. Esto se traduce en 700 millones menos que entre enero y agosto de 2019. Este desplome tiene un reflejo en los ingresos de turistas internacionales de 730.000 millones de dólares (617.500 millones de euros al cambio actual), lo que supone más de ocho veces la pérdida que se registró en 2009 como consecuencia de la crisis económica global. Todo ello es consecuencia de las restricciones a la movilidad en todo el mundo. En este entorno de incertidumbre por la pandemia y de falta de confianza, este organismo prevé una caída global cercana al 70% en el conjunto de 2020 y la mayoría de los expertos que consultados no esperan un repunte hasta el tercer trimestre de 2021 o incluso 2022, si bien todo dependerá de los avances en la vacuna.

Con sus 50,1 millones de turistas internacionales menos y 55.980 millones de ingresos menos, España representa, respectivamente, cerca del 7% y del 9% de las pérdidas a nivel mundial -los datos del mercado español corresponden a enero-septiembre y los globales a enero-agosto-. Unos porcentajes que superan el peso de los turistas internacionales e ingresos en España en 2019, cuando alcanzaron el 5,7% (83,7 millones de llegadas sobre un total de 1.460 millones en todo el mundo) y el 5,4% (71.200 millones de euros sobre un total de 1,323 billones de euros).

España es uno de los países más golpeados en todo el mundo por la pandemia, con una tasa de contagio y letalidad superior a la media

Una realidad que se produce en un contexto en el que España es uno de los países más golpeados en todo el mundo por la pandemia, con una tasa de contagio y letalidad superior a la media. Esto ha tenido sus consecuencias con cuarentenas y cierres de fronteras por parte de numerosos países, entre los que se encuentran algunos de sus principales emisores de turistas.

En su informe, la OMT aún recoge los datos de España de llegada de turistas internacionales hasta agosto, con un descenso del 73%, por encima por tanto del 70% que la organización estima a nivel mundial. Esto sitúa a nuestro país a la cabeza de los más afectados. Hong Kong, China y Japón emergen con las mayores pérdidas de visitantes extranjeros, con un 92,9%, 84,1% -en el caso del gigante asiático con datos hasta junio- y 82,1%, respectivamente.

Grecia y Turquía, peor

En los últimos meses se ha advertido desde ámbitos empresariales en España de la falta de certidumbre para el sector turístico con medidas por parte de las Administraciones Públicas tardías y contradictorias. Ocurrió especialmente antes del verano, lo que llevó a denunciar que esas políticas, sin acuerdos a nivel europeo para la reapertura de las fronteras, provocaría que los turistas de países como Alemania y Reino Unido se decantarían por otros destinos competidores que abrieron antes, como Grecia y Turquía. Sin embargo, los datos indican que el comportamiento de estos dos países ha sido incluso peor que el de España. Así, Grecia perdió entre enero y julio el 81,3% de los visitantes internacionales y Turquía el 76,5% hasta agosto. Mayores caídas que España también registraron Canadá, del 79,1% hasta julio, y Tailandia, del 77,3% hasta septiembre.

Sí ha sido sensiblemente mejor la evolución de los turistas internacionales en otros países rivales de España como Italia, Portugal y Croacia. El país transalpino, el primero que se vio más seriamente impactado por la pandemia en Europa, recortó la llegada de visitantes desde el exterior, un 59,3% en los siete primeros meses, después de un mes de julio en el que el descenso fue del 43,1%, frente al 75% de España. Asimismo, Portugal acumuló una bajada del 65,7% hasta agosto. El país vecino, además, experimentó una caída de sólo el 39,9% en agosto, el mes más importante para el turismo en la Península Ibérica, frente al 75,9% del mercado español. Asimismo, uno de los mercados de playa que habían ganado cuota en los últimos años, Croacia, redujo la llegada de turistas desde el exterior un 63,8% hasta agosto (-52,9% en el último mes).

Por regiones, Asia y el Pacífico experimentan el mayor recorte en la llegada de turistas internacionales, con un 78,8%

Por regiones, Asia y el Pacífico experimentan el mayor recorte en la llegada de turistas internacionales, con un 78,8%, en un contexto en el que China y otros países mantuvieron sus fronteras cerradas que llevaron a descensos del 96% en los meses de julio y agosto. Por debajo de la media mundial se sitúan el resto: en África cae el 69,1%, en Oriente Medio el 68,7%, en Europa el 67,7% y en América el 64,4%.

Por subregiones (ver el gráfico de la página anterior), la más afectada es el norte y este de Asia, con China como máximo exponente y origen de la pandemia. Su caída alcanzó entre enero y agosto el 86,3%. El norte de África, donde se ubican algunos de los países que compiten con España por el turismo de playa, el descenso de turistas internacionales ascendió al 73,6%, y en el sudeste asiático al 73,5%. El norte de Europa registró una rebaja del 72,4% y en el sur y los países del Mediterráneo un 69,3%, por debajo de la reducción en el territorio español. Las menores bajadas se producen en el Oeste de Europa, con un 62,6%, América del Sur, con un 63,1%, el Caribe, con un 64%, y Norteamérica, con un 65,3%.

En cuanto a los ingresos generados por los turistas extranjeros, el informe de la OMT recaba el dato para España acumulado hasta el mes de julio, con un 72,2% menos, lo que sitúa a nuestro país como el cuarto del mundo que más pierde. Como se ha mencionado anteriormente, este porcentaje se ha elevado hasta el 75,9% en septiembre, de manera que se han dejado de ingresar 55.980 millones de euros en el año.

Exceltur estima una pérdida de ingresos totales en el turismo de 106.159 millones de euros al cierre del año

La Alianza para la excelencia turística (Exceltur) ha revisado recientemente sus estimaciones para el cierre de año con una pérdida de ingresos totales en el turismo de 106.159 millones de euros. Esta cifra empeora la última previsión de esta organización, realizada en agosto, que apuntaba a casi 99.000 millones. Supone una contracción del Producto Interior Bruto (PIB) turístico (actividad directa e indirecta) para el cierre de 2020 del 69,6%. Equivale además al 67% de la caída del PIB nacional que prevé el Banco de España.

Los rebrotes del coronavirus, las crecientes restricciones a la movilidad y la interacción social, la pérdida de confianza y el deterioro económico han propiciado el nuevo escenario. Asimismo, proyecta la posible destrucción de 750.000 puestos de trabajo, frente a los 595.000 ya registrados, y además se anticipa un crecimiento de los despidos frente a los trabajadores que están en Expedientes de Regulación de Empleo Temporal (ERTE).

Peores previsiones

El turismo en España perdió 39.903 millones de euros el pasado verano (julio, agosto y septiembre), lo que implica una caída del 69,2% con respecto al mismo periodo de 2019. Este descenso se enmarca en una demanda extranjera “inexistente”, con caídas superiores al 80% en número de noches y gasto, y una demanda española en niveles un 30% por debajo de los del pasado ejercicio. Esto ha impactado en el empleo, de manera que hay 595.000 trabajadores afectados por la pandemia, con 281.000 afiliados menos y 315.000 empleados en situación de ERTE. Según la Encuesta de Confianza Empresarial de Exceltur, cerrada el pasado 1 de octubre ?antes, por tanto, de medidas como el estado de alarma y el cierre de la mayoría de Comunidades Autónomas, en el cuarto trimestre de 2020 la caída de las ventas alcanzará el 77,6%, lo que supone 16 puntos más que la previsión realizada el pasado mes de agosto.

La mayor caída de ingresos por turistas internacionales de entre los países que han reportado datos suficientes corresponde, según el barómetro de la OMT, a Grecia, con un 79,7% menos entre enero y agosto. Le siguen Turquía, con 73,5% en el mismo periodo, y Croacia, con un 73% hasta junio. España es cuarta con el citado 72,2% hasta julio.