El ‘milagro de Madrid’: la Comunidad supera todos los criterios que impuso Sánchez para confinarla

Madrid mejora a Londres, Berlín, París y Roma y ya es la gran capital europea con menor riesgo de contagio

A día de hoy, Madrid ya está por debajo de todos los umbrales que estableció el Ministerio de Sanidad para confinarla forzosamente con un estado de alarma ad hoc. Moncloa definió tres criterios que Madrid sobrepasaba con creces en ese momento: incidencia acumulada de más de 500 casos por cada 100.000 habitantes, positividad en los test superior al 10% y una ocupación de plazas UCI por pacientes Covid por encima del 35%. Tras los descensos en las UCI, el último indicador que faltaba, la Comunidad ya ha superado todos ellos. La prensa internacional ya habla del ‘milagro de Madrid’, que se ha colocado como la gran capital europea con menor riesgo de contagio.

El pasado 30 de septiembre, el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud convocó telemáticamente a todos los consejeros de Sanidad de las comunidades con un sólo asunto sobre la mesa: Madrid. El avance de los contagios -pese a que los datos mostraban que el descenso ya había comenzado– era grave y el Gobierno de Pedro Sánchez buscaba entonces confinar Madrid sin contar con el criterio de la propia Comunidad, que se mostró en contra de una medida tan drástica y que podía restar efectividad a su modelo de restricciones quirúrgicas –como así ocurrió-.

Por decisión de la mayoría en ese órgano colegiado dependiente del Ministerio de Sanidad, Madrid quedó confinada con una incidencia acumulada de 735 casos por cada 100.000 habitantes, una positividad del 19,9% y una ocupación en UCI del 41,7%. Menos de una semana después, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid tumbó la orden ministerial de Sanidad y obligó al Gobierno a convocar un Consejo de Ministros de Urgencia para declarar el estado de alarma sobre la Comunidad.

Ha pasado un mes y medio de aquella decisión, y hoy Madrid ya se encuentra por debajo de todos aquellos umbrales escogidos por Sanidad, la única región que en aquel momento los sobrepasaba. La incidencia acumulada ha caído ahora hasta 324 casos por cada 100.000 habitantes (un 56%), la positividad ha bajado al 8,2% (-11,7%) y las camas UCI ocupadas pasaron de las 487 a las 434 (dejando la ocupación en 34%, un punto menos de lo requerido).

El de las UCI ha sido el criterio que a Madrid más le ha costado disminuir por una cuestión de plazos. Las estancias en Cuidados Intensivos de pacientes Covid suelen alargarse semanas, por lo que el goteo de nuevos ingresos es incesante y las altas -también los fallecimientos- se registran con mucha menor intensidad tras el pico de la segunda ola. Sin embargo, desde el inicio de noviembre este indicador ha entrado en una tendencia descendente significativa, igual que el de los hospitalizados -no tenido en cuenta por Sanidad para confinar, que ya están muy cerca de bajar de los 2.000.  Representas un 15% de todos los ingresos en la red hospitalaria de la Comunidad

El ‘milagro de Madrid’ 

Madrid entró en ‘UCI’ el pasado mes de septiembre, pasó a planta en octubre y ahora, en noviembre, prácticamente se puede considerar que está cerca de recibir el alta médica. La situación epidemiológica de la Comunidad ha dado tal vuelco que incluso ha sido bautizada como «el milagro de Madrid» por la prensa extranjera, que ya se ha convertido en la gran capital europea con menor tasa de infecciones.

Multitud de periódicos y webs regionales de Alemania, Austria y Suiza han difundido un reportaje de la principal agencia de noticias germana, DPA, titulado ‘El milagro de Madrid’, que pone de relieve la eficaz respuesta del Gobierno de Isabel Díaz Ayuso al coronavirus en esta segunda ola. Por ejemplo, Die Welt, uno de los diarios alemanes más importantes, se hizo eco de esta publicación.

La crónica de la DPA subraya fundamentalmente cómo la curva de contagios desciende sin haber decretado el cierre de la hostelería y restauración, que sí han establecido otras comunidades como Asturias o Cataluña, que también mantiene el confinamiento perimetral de la región hasta el 22 de noviembre.

Según recoge el reportaje, «los investigadores están asombrados y no encuentran una explicación correcta: en el antiguo epicentro del coronavirus en Madrid, las cifras están cayendo rápidamente, aunque los bares y restaurantes están llenos. ¿Cómo funciona?», se pregunta el artículo de la agencia alemana.

Pero la respuesta también aparece destacada: los test de antígenos. Así, la DPA sostiene que según la opinión de «muchos» epidemiólogos, estas pruebas han sido  la «razón principal para el éxito». Relata que Madrid compró cinco millones de test a finales de septiembre y «se lanzaron ofensivas en áreas problemáticas». «Esto hace que sea más fácil, económico y rápido diagnosticar casos contagiosos. Así se puede aislar antes a las personas infectadas», señala el reportaje en palabras de Miguel Ángel Royo, portavoz de la Asociación Española de Epidemiólogos.