El cierre de Madrid lastra un puente del Pilar decisivo para los hoteles

La patronal espera elevar la ocupación durante los días festivos aunque lamenta que «por ahora» no hay ningún hotel lleno – Tras la Hispanidad, el gremio vislumbra un «abismo» sin reservas

Ana I. Montañez 08.10.2020 | 05:00

Viajeros en el aeropuerto de Málaga.

Viajeros en el aeropuerto de Málaga. GREGORIO MARRERO

Después de cerrar septiembre con un 27% de ocupación, el sector hotelero malagueño mantiene la vista puesta en el puente del Pilar, una fecha decisiva para muchos establecimientos turísticos, que decidirán entonces si compensa mantener la persiana subida.

Sin embargo, los cierres en Madrid tras la última orden de Sanidad para atajar el aumento de la incidencia del virus –junto a otras localidades como León y Palencia– han generado una inevitable ristra de cancelaciones en las reservas proyectadas para estos días festivos en Málaga, que se queda sin uno de sus principales mercados emisores de turistas nacionales.

Y a menos de una semana, el gremio desconoce cómo evolucionará el mercado en los próximos días.

«Ahora mismo hay tantísima incertidumbre que a una semana vista prácticamente no sabemos cómo vamos a terminar el puente», lamenta Manolo Camacho, vicepresidente de la Asociación de Empresarios Hoteleros de la Costa del So.

«Lo que es seguro es que va a haber muchas habitaciones libres, ahora mismo no hay ningún hotel lleno en Málaga para el puente del Pilar».

Una situación que contrasta frontalmente con el importante impulso que supone esta festividad para el sector turístico de Málaga, una fecha esencial que años atrás le ha permitido rozar el 90% de ocupación y que la Junta ha llegado a confirmar como un factor fundamental para la prolongación de la temporada turística en la comunidad autónoma.

«Este año no barajamos nada, lo único es intentar vender el máximo de habitaciones posibles, pero ahora mismo ponernos un anhelo o un objetivo de un 75%, un 80% no entra dentro de los planes de la ciudad. Ahora intentamos ir habitación a habitación, día a día», aclara Camacho.

Un «páramo sin turismo»

Pese a las esperanzas desinfladas, según Aehcos, el hotelero malagueño quiere aguardar a estos días festivos y exprimir la posibilidad de elevar las cifras de ocupación.

Superado el día de la Hispanidad, los hoteles malagueños se enfrentan a un «páramo sin turismo», sin reservas ni previsiones más allá del puente, de manera que muchos negocios resolverán echar el cierre hasta nuevo aviso, quizás hasta enero o febrero.

«Después del puente estamos viendo que hay un abismo», resume Camacho, que prevé un mes de pocas certezas para el gremio.